CASTILLO DE SAN JULIÁN EN CARTAGENA




    Ha pasado ya algún tiempo desde la última vez que disfrutamos de la montaña en la costa de Cartagena y en esta ocasión hemos dirigido nuestros pasos por el término municipal de la propia Ciudad Departamental, para visitar el Castillo de San Julián.

   Dejamos los coches al comienzo del barrio de Santa Lucia para dirigirnos junto al muelle dirección a Lo Campano, pasando muy cerca del cementerio de Cartagena subiendo a la ermita de El Calvario, donde las vistas del Valle de Escombreras y su muelle son realmente preciosas.

   Una senda fácil de realizar nos dirige directamente al Castillo de San Julian, donde la vista de toda Cartagena y casi toda la costa cartagenara te invitan a quedarte un buen rato disfrutando de la naturaleza.

    Desde ese lugar y junto a algún "nativo" que nos explicaba en voz baja, sin molestar al resto del grupo, el nombre de cada montaña, de cada cala, de cada lugar... el tiempo pasaba con mucha más rapidez de lo deseado ya que son momentos en los que uno se relaja y disfruta de verdad de lo que supone el senderismo y la naturaleza.

     Tomamos el camino de descenso pasando por diversos lugares donde un día fueron baterías de costa (que lástima el abandono de lugares tan históricos para España). En dicha bajada las vistas desde lo alto de Calacortina, del Puerto de Cartagena, de las citadas baterías, - sólo nos sobró el ya conocido, que en lugar de hablar grita y además con el "politiqueo" que a nadie interesa en esas salidas y de desunen en lugar de unir al grupo -. Por suerte pudimos aligerar el paso y ponernos lejos para escuchar simplemente el silencio de la naturaleza o esa conversación en voz suave hablando de esa preciosa costa de Cartagena.


   Además esta "escapada" pasará a mi historia personal, ya que me quedé sin batería en la máquina de fotos, la otra batería la encontré estropeada y me no me pude aguantar el sacar fotos con el móvil, algo que siempre me he negado a realizar, pero esas vistas me impidieron seguir de largo sin tener el recuerdo gráfico.